INICIO > Noticias Opinión Pambolera > ¿Por qué seguimos añorando Rusia 2018?

¿Por qué seguimos añorando Rusia 2018?

Escrito por admin 10 de septiembre, 2018

En Rusia amé la vida

Por Rocío Yelitza

El pasado Mundial de Rusia 2018 fue la primera oportunidad para muchos de acudir a una justa deportiva de gran magnitud. Sí, sabemos que las personas que tenemos en redes sociales han de pensar “¡ay, este otra vez subiendo una foto de Rusia!”, o que ya le hemos contado las mil y un historias a nuestra familia y amigos.

¡Sí! A casi 3 meses del hasta ahora mejor Mundial en la historia catalogado por la FIFA, los que tuvimos la oportunidad de estar ahí seguimos añorando esos días en los que nuestra única preocupación era divertirnos, conocer gente de todo el mundo, apoyar a nuestra selección y vivir, sí, vivir.

La emoción de una Copa del Mundo es inigualable; el hecho de cantar el himno de tu país, o del ambiente en las calles, es algo que jamás se me va a olvidar. He pensado en organizar una reunión masiva de mexicanos en la famosa “calle de las luces”, “Madero”, “la calle de la Navidad” o mejor conocida como Nikolskaya. Si esa calle hablara, contaría miles de historias donde la alegría, la fiesta, las sonrisas, la buena vibra rondaba por cada rincón.

Recordar esas historias de amistad entre rusos y mexicanos, incluso historias de amor, unas que progresaron y siguen, otras en proceso, otras que ya fueron, pero que sin duda nos dejaron un tatuaje en el corazón.

Ya hemos regresado a nuestras actividades normales, la rutina nos aqueja, y los recuerdos regresan para llenarnos de nostalgia. A casi tres meses del silbatazo inicial, Rusia sigue presente en nuestros corazones y la mayoría tenemos el deseo de regresar.

Ver publicaciones sobre aquel lejano país nos llena de alegría, damos un like como si ya fuéramos rusos. Los rusos celebrando la victoria de su selección y tuiteando que faltan los mexicanos para celebrar con ellos. Rusia se enamoró de México y México de Rusia.

Qatar nos emociona pues tendremos la oportunidad de conocer una cultura ajena a la nuestra, tal como nos sucedió con Rusia, pero mientras ese momento llega, mi mente se transporta a la Plaza Roja, a las bellas estaciones del metro, a no entender ni madres las indicaciones para llegar a cierto punto, a ir a los museos y que la explicación estuviera escrita en cirílico… A mi cara de ¡ah, ok, quién sabe qué dice!

Por eso hoy digo que regresaré a ese lugar donde amé la vida… Te extraño, Rusia.

Deja un comentario


También podría interesarte

#NoVoyAParar con Moderatto y la Selección Mexicana
Pambolera Olímpica: Sopita Tanasan
Outfit para el Cruz Azul vs Tijuana