INICIO > Artículos y Reportajes Género Noticias > Normalicemos el “págame” en el periodismo deportivo

Normalicemos el “págame” en el periodismo deportivo

Escrito por admin 25 de julio, 2019

Por Rocío Yelitza / @RocioYelitza

Hace unos días abrí un hilo en Twitter en el que a resumidas cuentas escribía que en Estados Unidos estaba en auge el #EqualPay, una forma de exigir salarios iguales para hombres y mujeres en el caso específico de la selección estadounidense.

En el mismo mencioné que en México debería sonar el #Págame, sobretodo entre todas esas personas que nos dedicamos al periodismo y a cubrir el deporte femenino. Cada vez son más los medios que nacen con la finalidad de dar promoción al deporte femenil; son muchas las personas involucradas, que valga decirlo, son gente con amplia experiencia, capacitadas, con conocimientos y ante todo, con una gran pasión por el deporte.

Lo que salta al tema es que son muchos los casos en los que los llamados “medios grandes” aprovechan ese supuesto renombre para acercarse a esos sitios independientes y solicitarles algún texto, video, o cualquier tipo de colaboración a cambio de que su nombre aparezca en su sitio web, o bien, a cambio de compartirlo y obtener ‘likes’, algo así como “si tú me pasas ese texto, ¡pff! tu nombre va a aparecer en mi medio y eso te dará auge”.

Y sí, yo caí muchas veces en ello con la esperanza de algún día obtener otra cosa que no fuera el simple hecho de decir “mi nombre apareció en tal medio”. Sí, esa otra cosa era dinero, un pago.

“En cuanto caigan patrocinadores, te pagamos”, “tú escribe y nosotros te damos retweet”, “te van a leer miles de personas”, bla, bla, bla.

Hay que ver esta realidad, y sí, está increíble ver tu nota o tu video en un medio muy ‘nice’, pero de eso no vives, con eso no pagas tus deudas, con eso ¡mal acostumbras a la gente! Estudiaste, ¿no? Pues te costó. Lo mismo que le cueste a los demás si tú les compartes un trabajo tuyo.

A veces creemos que tenemos la obligación de decir que sí a todo, porque qué tal que era la oportunidad de nuestra vida. Señoras, señores, muchas hemos dicho que sí y de ahí no ha pasado. No digo que desconfíes de todos, pero ¡ojo! Hay que ser muy precavido a la hora de que alguien quiera colgarse de tu trabajo a cambio de nada.

Lo mismo ocurrió con las periodistas que se costearon su viaje al Mundial de Francia. Al principio, los medios ni caso hacían de lo que ocurría en la copa, y cuando vieron los alcances que tenía, comenzaron a contactar a las periodistas en aquel país europeo para pedirles una nota a cambio del “tú nombre que aparecerá en mi sitio”.

Si quieres algo de mi trabajo en tu sitio, ¡págame! Y si eso no ocurre, saca esa fuerza para defender tu trabajo, tus ideales. No importa quién haya sido la persona que te contactó, no importa si es la persona más famosa del mundo, si tú no valoras tus conocimientos, tu experiencia, ¡nadie más lo hará!

Deja un comentario


También podría interesarte

Umberto Eco, el ‘hater’ de los hinchas
Presentan el Diplomado en Futbol-Espectáculo
Cracks bajo la lupa: Mesut Özil