INICIO > Artículos y Reportajes Noticias > #MiHistoriaCon Marco Fabián

10850094_620012281458900_6409253608131775912_n

Las historias de Pamboleras que viven momentos inolvidables gracias a sus jugadores no se hacen esperar. En esta ocasión es el turno de Carolina de la Mora, quien nos cuenta una historia única gracias a su ídolo: Marco Fabián.

“Hola Pamboleras, yo les quiero compartir mi historia con Marco Fabián.

Yo a él lo admiro desde hace un par de años, pero nunca había tenido la oportunidad de estar frente a él, sólo lo veía de lejitos en el estadio, y bueno pues el año pasado en vacaciones de invierno tuve la oportunidad de conocerlo, los dos estábamos en la misma cuidad, yo no sabia hasta que el papá de una amiga lo vio y ella me dijo. En ese instante comencé a preguntar a todo mundo por él, pero nadie me decía nada, mi ultima opción era preguntarle a su novia y ella fue la única que se apiado de mí y me dijo dónde estaba.

Él ya sabia que yo soy su fan, y así, por medio de su novia, nos pusimos de acuerdo para vernos. Ella me envió un mensaje de decía ”Caro, que te ve mañana a las 8:00 am en la Cruz de Huanacaxtle”; en ese momento pude haber muerto de felicidad. En toda la noche no pude pegar el ojo porque no sabía cómo llegar, no había quien me llevara, pero como buena fan, solucioné todo en un segundo.

Llegó el gran día; tuve que despertarme como a las 5 de la mañana porque yo estaba súper lejos de donde el dijo que nos viéramos. Antes de las 7:00, mi amiga y yo ya íbamos rumbo a la Cruz, llegamos mucho antes de las ocho, esa espera fue eterna, de pronto recibí un mensaje de Marco diciendo ”¿Dónde estás Caro?”… ¡¡ESTÁBAMOS EN LUGARES DIFERENTES!!

Estuve a punto de llorar en ese momento, y otra vez su novia al rescate; le expliqué a ella dónde estaba y ella le dijo a Marco, y pues ya de nuevo fui feliz. Ví que llegó una camioneta, no le tomé importancia pero caminé hacia ella, nunca pensé que fuera él. Cuando me iba acercando sólo veía a dos personas, una era Marco y la otra sigo sin saber quién era, sólo se que veía con él. Cuando me di cuenta que era Marco, mis piernas se quedaron sin fuerza, no sé ni cómo pude seguir caminando, estaba temblando, mi mirada estaba en el cielo, mi mano en la boca, creo hasta se me fue el aire cuando de pronto el me dijo: ”¿Eres tú Caro?”.

Después de eso los recuerdos son muy vagos, recuerdo que nos tomamos un par de fotos, el venía llegando de el Mundial de Clubes, me regaló una playera que usó en ese torneo, me dijo que gracias por mi apoyo, los detalles que he tenido con él, yo no recuerdo qué le dije, estaba muy emocionada mi cerebro no reaccionaba, después de tanto tiempo por fin estaba frente a él, después de esa hermosa experiencia puedo decir que NUNCA LO DEJARÉ DE APOYAR, estoy infinitamente agradecida con él, con su novia.

10386281_624241047702690_109182915214064223_n

Es un excelente futbolista pero es una mejor persona.

Deja un comentario


También podría interesarte

Aprende a preparar unos cupcakes muy pamboleros
M+M= Amor y futbol. La historia de Mony y Mario
Rockola pambolera