INICIO > Artículos y Reportajes Noticias > Los cinco cánticos del futbol que tomaron una canción famosa

Los cinco cánticos del futbol que tomaron una canción famosa

Escrito por admin 07 de octubre, 2015

Georgina Larruz @LarruzMG

Todos los equipos traen consigo historia y tradición. La identidad de los aficionados se pueden expresar de muchas formas, ya sea con vestir la playera, saberse las estadísticas de los jugadores, fichajes, resultados, calendario, cambio de franquicias y rivalidades históricas.

Todo pambolero o pambolera que se respete se sabe los himnos y cánticos del equipo de sus amores. Los ha vitoreado en el estadio, en el bar o, en algunos casos, en la comodidad de hogar. Y, si se han puesto muy creativos, han tomado fragmentos de canciones para volverlos estribillos de porras emblemáticas. Aquí en Pamboleras recordamos los 5 cánticos que retomaron alguna canción famosa.

  1. Cómo me voy a olvidar.

Más de uno, en sus años fieros de adolescencia, escuchó, bailó y cantó el “Es mi ilusión volver a verte, sigo esperando esas suerte de estar con vos, una vez más y que ya nada nos pueda separar” de los Auténticos Decadentes. Esta canción fue lanzada en 1997 como parte del álbum “Cualquiera puede cantar”, el quinto de la agrupación bonaerense.

La letra tuvo tal éxito que algunas hinchadas de argentina tomaron prestada la letra para modificarla un poquito, con toda la intensidad de los del país de la plata hacia sus acérrimos rivales. Los clubes que recompusieron la rola fueron Boca Juniors y Colon de Santa Fe. Los rivales a los que hace referencia son River Plate y Unión de Santa Fe. Otro equipo que canta la versión pambolera de esta canción es la U. de Chile, en particular, los de la barra brava “Los de abajo”. La letra básicamente dice “Es mi ilusión volver a verte, sigo esperando esa suerte, ser el campeón, una vez más y todos juntos la vuelta vamos a dar”. El coro de los chilenos es el más ‘fresa’, si lo comparamos con los argentinos que de plano sí dice cosas bien obscenas, así que elijan su versión.

  1. Cielito Lindo

Todos sabemos que el “Cielito Lindo” es un clásico de quienes apoyan a la Selección Mexicana en un partido, sobre todo cuando ganan. El “Ay, ay, ay, ay. Canta y no llores” es, a veces, una de las burlas al rival más sutiles. Los de Concacaf ya nos tomaron la medida y cuando nos ha tocado perder contra ellos la han cantado con toda la saña del mundo. Ni modo, el que se lleva se aguanta.

Esta popular composición de Quirino Mendoza y Cortés nació en 1892 en el pueblo de Santiago Tulyehualco, en la delegación Xochimilco de México DF. Eso sí, hay una discusión sobre el verdadero origen de esta canción, pues la letra hace referencia, en realidad, a los parajes de la sierra andaluza; otros se la achacan a Argentina e incluso a Cuba.

¡Cómo sea! El “Cielito Lindo” se convirtió en un icono de la animación pambolera en rincones desconocidos, para muestra, el FC Bayern München. ¡Sí! Eso sí, no manda un mensaje cantarín a la afición rival, sino que pinta territorio en cada campo de juego, en cada disparo y en cada gol. Escúchenla y juzguen por ustedes mismos.

¿Verdad que fue un detallazo?

  1. Go west

De la legendaria banda llamada Village People (sí, la misma de la inolvidable e imprescindible Y.M.C.A.) hubo un sencillo llamado Go West, mismo que fue lanzado en 1979. Se dice que la letra en realidad era un homenaje de la liberación gay de San Francisco. Lo cierto es que esta canción no fue tan popular como “Macho men”, “In the navy” o la misma “Y.M.C.A”, pero en 1992 la banda de electro-pop Pet Shop Boys lanzó una nueva versión. Le hizo algunos arreglos a la letra, pero la esencia fue la misma.


La versión de Pet Shop Boys tuvo mucho más pegue, de tal forma que en países como Alemania e Irlanda ocupó los primeros sitios de popularidad. Es por ello que aficionados germanos tomaron la rola para crear cantos. Los hizo el Schalke, lo hizo el Bayern, pero el equipo que tomó la canción completa fue el BVB, mejor conocido como el Borussia Dortmund. El coro dice “Olé, jetzt kommt der BVB” (Olé, ahora viene el BVB) y muestra un poco de la pasión de los fans de este equipo.

  1. You’ll never walk alone

Una canción escrita por Richard Rodgers y Oscar Hammerstein para el musical Corousel, estrenado en 1945. El acto en el que se interpreta es cuando Nettie Fowler, la protagonista, consuela a su pequeña por la muerte de su padre. Le dice que si camina bajo la tormenta, mantenga la cabeza arriba, que no tenga miedo a la oscuridad, pues siempre habrá un cielo dorado. Que mantenga la esperanza en su corazón y así caminará sola. Bonito ¿no?

Pues el Liverpool tomó esta letra para animar al equipo escarlata desde los años 60 como una de las porras emblemáticas. Algunos otros la han tomado también, pero la buena es para el equipo inglés.

Si les dedican esta canción, enamórense, pero nada más enamórense. <3

  1. The Chaaaaaaaaampions (Ok, ok, no entra como cántico, pero aplica en algunas cosas).

Cuenta la historia que el torneo de culto por excelencia para los pamboleros y pamboleras es “La Chaaaaaaaaaampions” (todos la leímos cantándola), y que el himno que representa esta competencia es de los más vibrantes e increíbles de todos los tiempos, y que la mayor emoción que puede sentirse es escucharlo en vivo en el estadio, y que algunos, incluso, lo han utilizado como marcha nupcial. Ese himno despierta una serie de sensaciones que hacen que nos enamoremos del futbol día a día.

Este himno tiene su historia, resulta que es una variante del primer himno de coronación del Rey Jorge II de Inglaterra. Esta pieza fue compuesta por el Georg Friederich Händel y data del año 1727. La letra es una musicalización del pasaje bíblico en el que el Rey Salomón es nuevo rey de los israelitas, el cual se leía en las unciones de los monarcas ingleses.

Quien retomó esta pieza clásica fue Tony Britten, compositor inglés que se dedicaba a realizar jingles publicitarios. La UEFA le encargó la realización de la melodía en 1992, justo cuando la Copa de Clubes Campeones Europeos cambia de nombre a Liga de Campeones, además de que su estructura se modificó. Originalmente Britten pensó en el emblemático “We are the Champions” de la icónica banda Queen, pero para darle más elegancia al torneo y acabar con la mala percepción del futbol ocasionada por los hooligans, optó por hacer una ligera modificación a la obra de Händel, crear una letra que unificara los tres idiomas oficiales de la UEFA y ¡pum! Salió a la luz esta preciosura musical.

Si alguien les dedica esto, no lo duden, no lo o la dejen ir <3

¿Qué otros cánticos se saben, pamboleros y pamboleras?

Deja un comentario


También podría interesarte

LA SELECCIONADA NACIONAL MÓNICA OCAMPO HA SIDO FICHADA POR EL PACHUCA
¿Y si cambiamos “la mujer de” por “el hombre de”? Esto pasaría…
Documental “Tánger Gool”: Mujeres, Islam y futbol