INICIO > Noticias Opinión Pambolera > ¡Gracias por nada, equipo!

Por Rocío Yelitza “La Presi” @RocioYelitza

Sí, los que me conocen saben que soy aficionada al Cruz Azul, e incluso, fui elegida como “Representante de la Afición” en el 2012.

Me sentí la más feliz, pues en efecto, representaba a esos miles de seguidores que cada torneo se “la parten” para estar presentes en el estadio, para comprar los jerseys (muchos con diseños muy feos, pero que por amor al equipo, los vemos hermosos), y mil cosas más.

Esa afición que gasta lo que no tiene, que cancela eventos pues juega el equipo, que se queda a dormir afuera del estadio para conseguir unas entradas para la final, que observan cómo los revendedores entran al estadio por su “montón” de boletos, mientras uno se asolea para comprar sólo 2 entradas que son lo máximo que el “sistema permite”.

Esa afición que, aunque nos defrauden, no tiene problema, pues ellos saben que “no importa, el próximo torneo ahí van a estar todos ($$)”. Esa afición que no puede opinar nada en contra del equipo, así sea una crítica constructiva, pues de inmediato son bloqueados de sus redes sociales, es decir, uno como aficionado no tiene libertad de expresión.

Yo estudié Comunicación con la esperanza de algún día contribuir a la grandeza de mi equipo, trabajar en él, ser parte de su historia… Es más fácil que me contrate el Real Madrid a estas alturas, pues tienen un círculo cerrado que no quieren cambiar.

E insisto, la institución deportiva que más he amado, llamada Cruz Azul, nos volvió a dejar con la esperanza de un campeonato, o ya por lo menos de una final. Sí, sé que el equipo es muy productivo por haber llegado a tantas finales en pocos años, pero ¡ganarlas señores! Eso pedimos. Con esfuerzo, con corazón, eso nos falta.

A mí no me importa si los directivos hacen o deshacen, no me importan los promotores, que si Carlos Hurtado, que si Miami, no me importan los problemas de la cooperativa. A mí me importo yo como aficionada y los demás en la misma situación, gente que le va al Cruz Azul, que gasta, que se da el tiempo y le hacen el honor al equipo de ser su afición, la más fiel.

“El aficionado de ocasión te criticará. El de corazón te apoyará”, fue una frase utilizada en las redes sociales del equipo, que hasta parece retadora. Es algo así como “no te quejes, no comentes, no opines, confórmate con lo que te damos, y si no, no mereces ser considerado por nosotros como verdadero aficionado”… Entonces yo que he criticado, pido que me regresen el dinero invertido en ustedes, nuestras ilusiones y nuestros sentimientos… ¡Eso no es de ocasión!

Yo ya me cansé, a tal grado que soy inmune a lo que pase. Me encantaría estar escribiendo que le voy a un equipo de alma, corazón y fuerza, pero no es así.

Respeto a los que se entregan al cien al equipo a pesar de sus resultados, ¡qué bueno que ustedes tengan paciencia y se adaptan a los malos resultados! Yo no soy así, lo era, pero ellos se encargaron de que cambiara mi forma de ser.

Deja un comentario


También podría interesarte

123456 caso de violencia en el futbol mexicano
Titúlate de la mano del fútbol
“Jimmy” Lozano: el entrenador más joven de la Liga MX