INICIO > Artículos y Reportajes Noticias > #Extracancha Reportaje: Guerra Fría en la Germania

#Extracancha Reportaje: Guerra Fría en la Germania

Escrito por admin 03 de octubre, 2014

#Extracancha: Afición, ciencia, arte y uno que otro dato útil del mundo del pambol.

Reportaje: Guerra Fría en la Germania

Por: Georgina Larruz @XinitaTanguyu

“Are we the land of poets and thinkers, the land of the Wirtschaftswunder [economic wonder], the land of two world wars, the land which was divided and thereafter reunited?” Peter Heppner

Un muro y dos mundos. Una historia y dos naciones. Dos ciudades y dos regímenes. Contrastes, peor también lenguajes similares. Esa era la Alemania que vivió dividida hasta el 3 de octubre de 1990 el día de la Unidad Alemana (en alemán Tag der Deutschen Einheit). Meses antes, su parte occidental había sido campeona del mundo ante Argentina.

El futbol teutón también fue separado. Desde 1949 con la creación de dos estados hasta la oficialización de la reunificación germana existieron dos ligas distintas, como un reflejo de la situación económica y social. Esta separación vino a sustituir la Gauliga, la competición que se realizó entre 1934 y 1945.

El modesto oriente

En Alemania Oriental, el futbol era considerado un deporte amateur. El órgano rector era la Federación de Fútbol de la RDA (en alemán: Deutscher Fußball Verband der DDR, conocida por sus siglas DFV). Este órgano se afilió a la FIFA en 1952 y a la UEFA en 1954.

La selección de la Alemania Democrática cosechó algunos triunfos en los Juegos Olímpicos de Tokyo 1964, donde obtuvo la medalla de bronce; en Munich 1972, donde se coronó en el cuarto puesto; en Montreal 1976, lugar en el que consagró el oro y en Moscú 1980, justa en la que consiguió la plata.

En cambio, la historia de la República Democrática Alemana en los Mundiales fue raquítica, pues sólo calificó en 1974 y derrotó a Alemania Federal por la mínima diferencia. Compartió grupo con Chile y Australia y logró calificar a la siguiente ronda enfrentándose a las selecciones de Países Bajos, Argentina y Brasil.

La Selección de Alemania Oriental jugó por primera vez ante Polonia el 21 de septiembre de 1952, partido que perdió por tres goles a cero. Su despedida en partidos internacionales fue el 12 de septiembre de 1990 ante Bélgica, encuentro que ganó dos goles a cero. Su mejor resultado fue la goleada a la selección de Ceilan por doce tantos.

Captura de pantalla 2014-10-03 a la(s) 15.00.12

La DDR-Oberliga disputó 44 ediciones de su torneo. Inicialmente eran 14 equipos que militaban en esta división con 2 más que jugaban la promoción por el no descenso a la DDR-Liga. En las siguientes cuatro temporadas, llegaron a jugar de 17 a 19 equipos con cuatro puestos de descenso. De la temporada 1954 a 1955, el formato volvió a ser el inicial. Para la temporada 1990-1991 cambió su nombre a la NOFV-Oberliga (Nordostdeutsche Fußballverband Oberliga o en el Liga Premier de la Federación Alemana de Fútbol del Noreste) para después integrarse a la Bundesliga.

Los equipos que cosecharon más títulos fueron el Berliner FC Dynamo con 10; seguido del SG Dynamo Dresden con 8; y por último el FC Vorwärts Frankurt/Oder con 6. El último equipo que quedó campeón antes de la reunificación fue el SG Dynamo Dresden, lo que le valió el lugar en la primera división del nuevo sistema de competición germano. Curiosamente, el Berliner FC Dynamo se fue a la tercera división en la NOFV-Oberliga Nord, y actualmente este equipo se encuentra en la cuarta división del futbol alemán.

Las glorias de la Bundesrepublik Deutschland

Es inevitable pensar en la Alemania que ha sido invitada imprescindible en la historia de los mundiales. Esa que se ha ganado el respeto de los aficionados en  muchas latitudes del mundo. Las circunstancias económicas de este lado también se dejaron ver en lo futbolístico.

Para la República Federal Alemana el futbol era un deporte profesional. La estructura liguera estaba mucho mejor organizada. La federación a cargo de los equipos de este lado era la Deutscher Fußball-Bund (DFB) unida a FIFA desde 1900 y a la UEFA desde 1954. Desde 1903 la máxima categoría a disputar fue la Fußball-Bundesliga, pero con la llegada de la Gauliga, ésta desapareció en el periodo nazi. Tras la división, la RFA refundó a la Bundesliga.

La selección de Alemania Federal brilló en las Copas Mundiales, participó en casi todas las que se llevaron a cabo y en la única que estuvo ausente fue en Brasil 1950 porque la FIFA prohibió su participación debido a las atrocidades cometidas durante la época nazi. Y de ahí nunca faltó a la justa mundialista. En 36 años de historia, Die Mannschaft llegó seis ocasiones a la final, de las cuales tres se coronó campeón (Suiza, Alemania e Italia). Su ‘peor’ papel lo tuvo en Argentina en 1978 al ser eliminado en la segunda ronda ante una reñida competencia ante las selecciones de Italia, Austria y Países Bajos. En aquel entonces, las matemáticas no jugaron a favor de los germanos, pues una combinación de resultados les daba la posibilidad de defender su título.

En la Eurocopa, la selección alemana occidental participó desde la edición de 1972 en Bélgica hasta la de 1988 en casa. En este certamen se coronó campeón en dos ocasiones, 1972 y 1980 en Italia. Únicamente en Francia 1984 no pasó de la primera ronda.

El debut de esta selección alemana fue el 22 de noviembre de 1950 ante Suiza, donde el combinado germano se impuso a un gol. El último encuentro se llevó a cabo un mes después de la reunificación frente a la selección de Luxemburgo, los occidentales ganaron tres goles a dos. La mayor goleada que propinaron fue ante Chipre ante doce tantos. En contraste, la peor derrota fue ante Hungría con un resultado de tres goles a ocho.

Las figuras del combinado teutón son bien conocidas en el futbol mundial: Gerd Müller –el máximo anotador de esta selección-, Franz Beckenbauer –quien tuvo más participaciones vistiendo la casaca alemana-, Jürgen Klinsmann –pieza clave en la final de 1990- , Sepp Maier, Lothar Matthäus, Uwe Seeler, Rudi Völler, Karl-Heinz Rummenigge y Andreas Brehme.

Captura de pantalla 2014-10-03 a la(s) 15.02.02

La liga de la RFA, la Bundesliga, fue creada en hasta 1963. Este formato adquirió este esquema a partir de la unificación de las ligas regionales Oberligas. La división estaba compuesta por 16 equipos los cuales jugaban todos contra todos una vez en casa y la otra de visita. El primer campeón fue el FC Köln y quienes descendieron en aquel entonces fueron el 1. Fußball-Club Saarbrücken y SC Preußen Münster. Los equipos más destacados fueron FC Bayern München con 12 campeonatos; le siguió el Borussia Mönchengladbach con cinco y el Hamburger SV con tres. En 1990 el campeón fue el FC Bayern München.

Tras la reunificación, el esquema que se adoptó fue el de este lado, incluso el nombre y el sistema de competición. Muchos de los equipos que jugaban en la Fußball-Bundesliga se mantuvieron en este circuito. Asimismo, la DFB, decidió dividir cinco divisiones estatales por cuestiones administrativas. Hoy en día, esta liga es de las más competitivas y prometedoras en el plano futbolístico y con una generación de jugadores que, en su mayoría, ya nacieron en la Alemania reunificada.

La guerra de las némesis

Pocas veces el azar de los sorteos regala duelos de morbo. Y si en un contexto político tenso dos equipos enemistados políticamente se enfrentan en el mismo grupo, la expectación por ver a las dos Alemanias fue el color que pintó al mundial teutón.

El pique entre estas naciones se había dado meses antes. Un espía de la RDA llamado Günter Guillaume había sido detenido por supuesta infiltración en la elite política del lado contrario. Este hombre entró al occidente como refugiado y su ascenso subió tan rápido como la espuma de una cerveza bávara. Incluso fue coordinador de la campaña Gerd Leber y después, se convirtió en el asesor del canciller Willy Brandt. El escándalo se dejó venir cuando se detectaron mensajes en clave desde Berlín Este, además de una cuenta bancaria a nombre de un agente pro DDR. La detención fue inminente 50 días antes de comenzar la justa mundialista, un 24 de abril de 1974.

El puerto norteño de Hamburg, uno de los centros económicos de la Alemania Occidental, fue testigo de la única ocasión en que ambos países se enfrentaron en el futbol, un deporte que se adoptó desde un siglo atrás.  El resto del grupo A estaba conformado por las selecciones de Chile y Australia. Ambas selecciones llegaban con resultados a favor. Los orientales habían superado por dos tantos a los oceánicos e igualado por uno a la Roja. Por su parte, Alemania Federal había vencido a sus dos rivales anteriores.

Y silbó el uruguayo Ramón Barreto en el Volksparkstadion de Hamburgo, ante 60 mil 350 personas. Del juego, la decepción hasta el minuto 77. La vista de Jürgen Sparwasser, de la Alemania Democrática, se concentró en la desatención del Kaiser, coloso representativo del occidente y de Berti Vogts y de Horst Höttges. Sus pies en el área firmaron la sentencia ante el arco de Sepp Maier. La mínima diferencia en el plano futbolístico, pero en lo deportivo había un dejo geopolítico que escribía una página sorpresiva para la historia. La niña había salido respondona, en trece minutos los locales no pudieron revertir el daño.

Captura de pantalla 2014-10-03 a la(s) 15.04.16

Poco después, ese mérito fue desquebrajado en la segunda ronda. En tanto, Alemania Federal terminó coronándose en casa, una de las glorias ansiadas por cualquier anfitrión. Esa final fue un partido y que hasta ahora es recordado por propios y extraños.

Para los orientales, la rivalidad futbolística se dejó empapar por la geopolítica. No era ganar el Mundial, era ganarle a su archirrival. Esto lo declaró el autor del gol años después: “Era golpear al enemigo. Golpear al enemigo donde más le duele. Mucha gente entonces lo veía así. Si en mi lápida pusieran ‘Hamburgo, 1974’, todos sabrían quien yace debajo”. El Kaiser, afirmó que esa derrota fue el impulso que los llevó al título

Deja un comentario


También podría interesarte

La industria de la moda y el Mundial
10 razones por las que tienes que hacer un viaje mundialero
Una chica de oro