INICIO > Noticias Opinión Pambolera > Cuando la hija del DT es más importante que la cancha

Cuando la hija del DT es más importante que la cancha

Escrito por admin 14 de agosto, 2017

“La hermosa ojiverde”, “la guapísima casaca número tal…”… Éstos son ejemplos de frases que muchos comunicadores han emitido en transmisiones de futbol femenil, sobre todo cuando son partidos de la Selección Mexicana.

Hace meses, entré en una discusión tuitera con un comentarista al cuestionarle la razón por la cual se refería con piropos hacia las jugadoras y no por su nombre; otros usuarios se unieron al debate y la respuesta fue un: “no veo nada de malo destacar la belleza femenina”.

 

Pero cuando hablamos de un ambiente supuestamente profesional, ¿hay que hacer mención de la belleza de alguien? ¿Es necesario para la buena marcha en el ámbito deportivo? Desde su inminente llegada a Cruz Azul, Paco Jémez, actual entrenador, es el técnico más criticado de toda la liga, y esa controversia ha llegado a su familia.

Cuando los rumores de su llegada eran más fuertes, la “prensa deportiva” se centró más en Nadia, hija del entrenador español. La chica de 17 años se convirtió en el foco de atención, y diversos medios le dedicaban entradas con titulares como: “Fichaje de lujo: Nadia Jémez, la hija del nuevo director técnico del Cruz Azul”; “Nadia, el nuevo “amuleto” de Cruz Azul” o bien “¡DE INFARTO! La picante foto de Nadia Jémez besando a una amiga…”.

¿Qué hace un padre de familia ante tal hecho? ¿Qué hacer si un “reventador” está durante el partido amenazando a tus hijos? ¿Hay que ser moralistas y enfurecerse por una señal obsena?

Qué tal que en lugar de criticar a un técnico, los periodistas se concentran en generar un mejor periodismo, más a fondo, más completo, más relevante, y dejar de dar a conocer notas con un sinfín de estereotipos y sexmos sólo “porque es lo que vende”.

Imagen: Comisión Disciplinaria

Deja un comentario


También podría interesarte

Asiste al aniversario #LosCincoDePamboleras
Andrea Rodebaugh y las Xolas de Tijuana
5 razones (que no son los jugadores) por las que amamos el futbol