INICIO > Noticias Opinión Pambolera > Carta al futbol por una Pambolera

Carta al futbol por una Pambolera

Escrito por admin 17 de marzo, 2016

¡Hoy es jueves de poesía y cartas! O al menos hoy estoy en mi faceta de poetisa y me dieron ganas de ponerme en el papel de las millones de aficionadas al futbol en el mundo y dirigirle unas palabras a nuestro amado deporte.

Por Rocío Yelitza ‘La Presi’ @RocioYelitza

Carta al futbol por una Pambolera

Querido FUTBOL:

En esta tarde tan indecisa, en la que ni hace calor, ni llueve, me motiva dirigirte unas palabras. Y como muchas aficionadas en todo el mundo, yo también te diré GRACIAS.

GRACIAS porque me enseñaste que un deporte puede mover sentimientos, esperanzas, e incluso, convertirse en una forma de vida.

GRACIAS por mostrarme esas historias de jugadores y jugadoras que con tal de cumplir sus sueños, se esforzaron, se sacrificaron por alcanzar su meta, y he aprendido de ellos.

GRACIAS por ser mi compañero en momentos de tristeza, de soledad, en los que 90 minutos son mi terapia, y hasta el psicólogo me llego a ahorrar.

GRACIAS por hacer que por ti, eligiera mi profesión, porque no quería ni quiero vivir alejada de ti, y ganarme la vida a tu lado.

GRACIAS por hacerme ver la realidad, que aunque sea 2016 no faltará aquel que nos diga “las viejas a la cocina”, y que por mucho que pensemos que la sociedad está avanzada, el retroceso es claro.

GRACIAS por permitirme llegar a miles de aficionadas que como yo, buscan un lugar en ti, en el futbol, y ser reconocidas por todos como un motor esencial en este deporte.

GRACIAS por ser mi amigo, mi cómplice cuando nadie me escucha. Con tan sólo verte me siento mejor.

Y hablando de amigos, GRACIAS por esas personas que he adoptado como hermanos gracias a la pasión que tenemos por ti, y el saber que tengo gente con quien contar.

GRACIAS por esas miles de alegrías y sonrisas, y por esas cientos de lágrimas que por amor a mi equipo, me has provocado.

GRACIAS por ser tú, GRACIAS por ser FUTBOL.

Deja un comentario


También podría interesarte

¿Qué hubiera pasado si no existiera la Liguilla del Futbol Mexicano?
Música, sentimientos y futbol
Carta al futbol por una Pambolera