INICIO > Noticias Opinión Pambolera > A 1905 días de distancia

Imagen: Marca

Steph García Gallegos / @Steph_gg94

Pareciera ser que los aficionados mexicanos están destinados a tropezar siempre con la misma piedra…

El fútbol se ha encargado de recompensar lo menos posible a un pueblo entero que da TODO por el que se ha convertido en el deporte nacional, deporte que en contadas ocasiones ha logrado dar una alegría a nivel mundial.

Hoy México sumó una cifra más a su lista negra del 29 de junio; ahora la semifinal de la Copa Confederaciones 2017 se unió a Francia 98, Copa Confederaciones Alemania 2005 y la herida que aún duele, lo que sucedió en Brasil 2014.

Hace tres años ya, Arjen Robben se convirtió en el personaje más odiado en esta nación, y es que después de que Miguel Herrera llegara en calidad de héroe a rescatar a México de no asistir a un Mundial y lograr darle una identidad de juego a un equipo que no tenía la más mínima posibilidad, un penal dejaba en el camino la ilusión de trascender y continuar con la historia reciente, la historia de la nueva generación que pese a los años de diferencia (Campeonatos Sub-17 y Londres 2012) logró poner a México en lo más alto.

En Brasil, se luchó hasta el final, los rostros de los mexicanos ilustraban impotencia y tristeza de estar tan cerca de hacer historia… Hoy, en Confederaciones y a diferencia de aquel equipo, si existieron caras impotentes, pero también está más que claro que existe ya una molestia general.

No es cuestión de congratular o no con la idea de un técnico, ni tampoco de ver si actúa bien en los comerciales o cómo es su relación con la prensa. A Juan Carlos Osorio se le ha dejado trabajar, se le dió la continuidad que tanto se había peleado últimamente en el fútbol mexicano y además, respaldó su continuidad con resultados.

Las benditas rotaciones es un tema ya tan desgastante, no por el hecho de que esté bien o mal, sino porque simplemente es algo que el estratega no va a cambiar, en esta ocasión México desaprovechó la calidad de la mayoría de sus elementos al ponerlos en situaciones y posiciones en las que no suelen estar.

Claro, las ausencias pesaron, el que “Tecatito” Corona haya elegido no estar con la selección, la lesión del “Titán” Salcedo a inicios de este torneo y la lesión del “Flaco” Reyes a finales de este, la suspensión de Andrés Guardado y además, los diferentes jugadores que pudieron hacer presencia hoy pero que sin embargo, fueron requeridos en el plantel “B” para Copa Oro.

En México no se malbarató la selección, al contrario, se aplaude que Osorio voltee a ver todo el panorama, pero otra realidad es que un plantel base debe de existir.

Osorio demostró ser un hombre estudiado, un romántico del fútbol y hay que admitirlo también, con individualidades y hasta cuestiones de suerte (Aunque no soy creyente de que exista la suerte en el fútbol) había logrado pasar de “Panzaso” cada una de sus pruebas.

La defensa fue lo peor de México en este Torneo, los jugadores no se lograron acomodar y tras cada cambio o cada variante no hacían los movimientos adecuados para cubrir los huecos que siempre se mostraron ¿Cómo tendrán confianza, si la zona que tiene que estar más segura es cambiada en cada momento?.

Osorio fue víctima de su esquema de juego, pero también el hombre se murió con su idea, y su cara tras los primeros dos goles alemanes lo demostró… ¡El hombre no sabía que hacer!

México recompuso muy tarde y lo que sorprendió fue el dejar fuera a Carlos Vela y a Marco Fabián, el primero, el mejor jugador que México tiene actualmente, y el segundo, futbolista que podría cubrir a Andrés Guardado además de conocer muy bien (junto con Javier Hernández) el fútbol alemán.

Pero no, no todo es culpa de Osorio….

En este momento México tiene a uno de las mejores selecciones en su haber, de nombres y de hombres, y no es por defender a absolutamente a nadie, pero es una realidad que estamos muy lejanos de aquel 29 de junio de 2014.

Parece ser que quedaron lejos aquellos futbolistas que en realidad tenían sangre en las venas, que corrían y disputaban cada balón como si fuera el último, que lograban que la afición vibrará los 90 minutos más el complemento y no solamente los segundos tiempos después de corregir los errores.

Hay algo que todavía no embona y que debe de preocupar, no solo a los aficionados, futbolistas, técnicos y medios de comunicación, sino a quienes están al mando de nuestro fútbol.

Esta vez, a 1905 días de distancia…una vez más la Selección Mexicana se encuentra en un profundo bache, y pese a que los dos escenarios, contra Holanda y contra Alemania son completamente diferentes, dan un serio golpe de realidad a nuestro futbol.

Deja un comentario


También podría interesarte

Pambolera de la Semana
Histórico Tito Villa
“Lore, la niña del balón” es récord en ventas