INICIO > Noticias > A 100 días de Rusia

Cecilia Vázquez

La cuenta regresiva ha comenzado. Estamos a 100 días del máximo evento deportivo internacional y Rusia amaneció hoy a contrarreloj.

¿Cuáles son sus puntos fuertes y débiles? Frente a la logística que implica un evento de magnitud mundial sin comparación alguna, los rusos se enfrentan a una serie de problemas que deben solucionar lo más pronto posible: desde la baja venta de boletos para los partidos hasta las condiciones de sus estadios; sólo tres meses nos separan de la fecha tan ansiada por el balompié internacional.

Al día de hoy se ha vendido poco más de la mitad del boletaje, cuando en certámenes anteriores a estas alturas ya había venta total de los mismos. Para mala suerte de los rusos, las condiciones geográficas y las dificultades que implica llegar a su gran país, así como trasladarse de una sede a otra cuando hablamos de miles de kilómetros de distancia, es un punto que les juega en contra. Los precios para sus ciudadanos son preferentes, pero ni así han visto una mejora en la venta de plazas para este mundial. El Comité Nacional encargado de organizar esta justa internacional está haciendo todo lo posible para facilitar el traslado de sus conciudadanos y ha estado regalando billetes de tren para que éste no sea un problema (ni un factor por la escasa venta de boletos).

La infraestructura nacional se verá modificada durante este verano, se implementarán vuelos extras entre las ciudades sedes únicamente pagando los impuestos aeroportuarios por pasajero, principalmente entre Moscú y San Petersburgo, que son las ciudades más grandes del país. Del mismo modo, habrá 478 trenes extras listos para conectar a las distintas sedes mundialistas.

Un problema no resuelto es el hospedaje, pues las tarifas de hoteles, departamentos e incluso servicios particulares en línea, son exorbitantes. La industria hotelera no puede abastecer la demanda mundialista, y el Estado no puede hacerse cargo de la seguridad de todos los fans que llegan este verano a hospedarse con particulares.

Lo más preocupante sin embargo para Rusia al día de hoy son los estadios. Las sedes de Ekaterimburgo, Samara, Kaliningrado, Volgogrado, Nizhny Novgorod y Saransk no están listas. El presupuesto fue sobre pasado desde hace meses y se encuentran con retrasos en su construcción y/o detallado.

A todo esto le sumamos la adopción del VAR (videoarbitraje), que llega para cambiar radicalmente el modo de ver los partidos en tiempo real y que ha suscitado críticas negativas desde todos los puntos del globo terráqueo; Rusia tiene frente a sí una carrera contra el tiempo.

Deja un comentario


También podría interesarte

5 cosas que nadie te va a decir cuando amas el futbol
Presenta Tampico Madero nuevo uniforme
Descontento por el ‘Manual para ligar rusas’