INICIO > Noticias > 5 cosas que aprendí de James Rodríguez

5 cosas que aprendí de James Rodríguez

Escrito por admin 21 de abril, 2016

PLA3024832-1

Justo ayer, después de una buena gastroenteritis que me obligó a quedarme en cama, terminé de leer “James, nace un crack”, del argentino Luciano Wernicke, publicación de Editorial Planeta Colombia que vio la luz poco después del Mundial Brasil 2014.

James Rodríguez, la estrella del balompié colombiano, es el protagonista de esta historia en la que no encontraremos al típico jugador que vivió en la pobreza y superó todas las adversidades habidas y por haber hasta cumplir su sueño de jugar profesionalmente, al contrario, veremos que cuando se tienen los medios necesarios, se debe aprovechar esa “comodidad” para salir adelante y consagrarse como uno de los mejores (una historia al puro estilo «Chicharito» Hernández, pero colombiano).

A mi parecer, después del excelente papel de la Selección Colombia y del mismo James, que para muchos (me incluyo), debió haber sido nombrado el mejor jugador del torneo mundialista, así como la jugosa contratación con los “Galácticos”, se quedó sólo expectativas, como si en el limbo se encontrara, y aún no vemos ese ‘punch’ que muchos deseamos del 10 de Cúcuta.

Lo que quiero compartir en esta oportunidad con ustedes, son algunos puntos que aprendí sobre James y que gracias a la breve, pero buena explicación de Wernicke, quedaron en mi memoria:

 

  • Nunca tuvo convivencia con su padre, el también futbolista James Wilson Rodríguez, pues según comentan, éste abandonó a su familia apenas un año después de que la hoy estrella del Real Madrid naciera.
  • Fue Juan Carlos Restrepo, nueva pareja de Pilar Rubio, madre de James, quien estuvo detrás del pequeño para que mejorara cada vez más su técnica con el balón. Llegaron a pagar a entrenadores con tal de que el futbolista se preparaa de más y así ser mejor cada vez.
  • Por lo que se percibe en las páginas del libro, James es de carácter especial. Cuando las cosas no salían bien dentro de la cancha, solía desquitarse con su hermana pequeña, a quien una vez, después de una derrota, empujó.
  • A pesar de su gusto por la música, Rodríguez declara no ser mucho de fiestas, desveladas y excesos. Dice que para que un futbolista sea profesional, necesita descanso, dormir a sus horas y una vida tranquila, hogareña.
  • James conoció a su esposa, Daniela Ospina, gracias a una amiga, ¡pero nunca se vieron! Su relación fue vía Messenger y así fue como surgió el amor. Tiempo después, James invitó a la novia a su casa en Argentina (con papás incluidos) para conocerse mejor. Desde la primera noche, con mucha naturalidad, la pareja durmió en la misma habitación, para que meses después, cuando James fue fichado por el FC Oporto, decidieran contraer nupcias.

 

Y ya no quiero contarles más pues tienen que reservar muchas anécdotas de este libro entretenido que a muchas Pamboleras, sobre todo seguidoras del Real Madrid, les encantará, pues nos habla de los esfuerzos que hay que realizar para alcanzar la cima, como todo en la vida.

Lo bueno es que puedes conseguir este título en México, pero sólo en formato para e-book. Lo malo es que en físico sólo lo encuentras en Colombia, por ello agradezco a los responsables de hacerme llegar este regalo desde tierras sudamericanas.

Cualquier duda, sugerencia o dato, no dudes en escribirme a mi cuenta de Twitter @rocioyelitza, o bien en las redes sociales de Pamboleras.

Deja un comentario


También podría interesarte

Beneficios del protector solar para las Pamboleras
Verónica Herrera, una guerrera venezolana
#Mundialeras: 12 rolas ‘pamboleras’ que no pueden faltar en tu playlist en este Mundial