INICIO > Noticias Opinión Pambolera > 17 días después

Daniela Bárcenas

Tuvieron que pasar 5 años para volver a ver el fuego olímpico arder en lo más alto. Tokio 2020 nos regaló unos Juegos Olímpicos atípicos, con tribunas vacías y hegemonías vencidas.

Fuimos testigos de que no hay distancias, y estando hasta el otro lado del mundo, esos atletas lograron emocionarnos y desvelarnos junto a ellos, nos hicieron testigos de momentos inolvidables. Vimos cómo las niñas están marcando el camino y abriendo terreno para otras; desde los clavados con Quan Hongchan de 14 años ganando el oro, hasta el skateboard con Momiji Nishiya de 13 años (oro); Rayssa Leal de 13 años (plata) y Funa Nakayama de 16 años (bronce).

Presenciamos historia gracias a Alessandra Perilli quién le regaló a San Marino la primera medalla olímpica de toda su historia, tan sólo 61 años después de la primera aparición del pequeño país en la justa deportiva.

Más que nunca entendimos la frase “el deporte une” porque así nos lo demostraron Mutaz Barshim y Gianmarco Tamberi al compartir la medalla de oro en el salto de altura. Qatar e Italia juntos en lo más alto del podio.

Vimos lo inimaginable, el número 1 del mundo, Novak Djokovic, no logró alcanzar la gloria olímpica. Y Simone Biles nos enseñó que las medallas pesan más de lo que parece, que es más importante la salud mental, porque de ahí radica la fuerza de un campeón.

Aprendimos que se pueden romper los dominios con esfuerzo y dedicación, tal como Linoy Ashram, gimnasta israelí que relegó a la plata a la gran escuela rusa quienes por décadas estuvieron acostumbradas al oro.

Y que todo ciclo tiene su final; Rommel Pacheco se despidió de los trampolines y plataformas, Daniel Corral de la gimnasia. Ale Valencia y Luis Álvarez flecharon el bronce, mientras que Ale Orozco y Gaby Agúndez se lanzaron a él, igual que Aremi Fuentes quién con su fuerza nos hizo recordar a la gran Soraya Jiménez y nuestra selección olímpica se pintó de bronce.

México regresa de los Olímpicos y habrá mucho que evaluar y reorganizar para que nuestros atletas estén a la altura de grandes potencias, porque ya nos han demostrado que son capaces. Se terminan estos tan ansiados Juegos Olímpicos, pero ya estamos con la mira lista para Paris 2024, ansío ver la manera en que el deporte logrará emocionarnos de nuevo.

Imagen: BBC https://www.bbc.com/mundo/deportes-57976584

Deja un comentario


También podría interesarte

Día decisivo para las selecciones nacionales
¡Gracias por nada, equipo!
Japón, campeón del Mundial Femenil Sub 17